Historia de Filipo II, padre de Alejandro

El padre del conquistador

Hay varias entradas en este portal hablando de su hijo: ensayos e historias que nos narran sus grandes hazañas y cuentan las personas con las que convivió. Alejandro Magno siempre será conocido como un gran estratega, pero hoy vamos hablar de su padre Filipo II, quien también dejó un legado de gran importancia y cuya historia permite decir que Filipo aró la tierra que más tarde cultivaría Alejandro.

Su llegada al trono de Macedonia

Antes de ser rey tuvo que controlar los otros rivales al trono. Imponiendo una unidad interior y dotando a su país de una posible salida al mar, convirtió a Macedonia en una máquina militar, logrando varias conquistas en el exterior, pues al subir al poder se dio cuenta que el territorio heredado estaba muy atrasado en comparación de otras zonas de Grecia.

Los demás coterráneos miraban con asombro cómo el poderío de Macedonia iba creciendo poco a poco, ya que lo consideraban un país atrasado y primitivo. Su gran habilidad como estratega le permitió hacer uso de una organización envidiable haciendo uso de la caballería nobiliaria y el uso de campesinos libres.

Su estrategia principal fue el uso del ataque oblicua, es decir, la persona a cargo de las tropas debilitaría una parte de la línea de soldados propia para concentrar sus tropas en otra parte. Luego tomarían una posición en forma de ángulo para rechazar el flanco debilitado. Para poder aplicar aquella táctica era necesario tener soldados bien entrenados y una mente brillante que los pudiera dirigir.

Sin embargo, para continuar con todas éstas campañas militares y poder financiar cada movimiento, el rey tomó en cuenta los consejos que pudieran serle de utilidad y otorgarle una perspectiva, es decir, él no iba a seguir al pie de la letra lo que le dijeran, él iba a formar su propio plan que le permitiera alcanzar muchos triunfos. Fue así como emprendió un viaje para consultar a los profetas de los dioses

La influencia de Delfos

Filipo mostró gran interés por el oráculo de Delfos. La mayoría de líderes militares o monarcas iban a consultarle sus decisiones antes de emprender alguna opción, así que obviamente para el rey de Macedonia era importante tener la perspectiva divina que pudiera otorgar la vidente.

Hay una historia que cuenta que Filipo en el año 300 fue a visitar al famoso oráculo obteniendo la siguiente respuesta: “con lanzas de plata puedes conquistar el mundo”. El quid del asunto es el siguiente, las profecías del oráculo muchas veces no son precisas y queda en cuestión del oyente interpretarlas a su mejor modo.

Uno podría suponer que al decir lanzas hacía una referencia a las armas usadas en los campos de batalla, pero Filipo lo llevó por el lado económico enfocándose en el control de las minas de plata y oro, aprovechando el valor que poseen éstos metales para financiar sus campañas militares o lo que necesitaba, controlando todo con el poder de sus ‘lanzas de plata’.

Fue tal su deseo de conquistar con lanzas de plata que, se lanzó por la conquista de Anfípolis y Calcidia en el año 357, lo cual le dio el control de las minas de oro del Pangeo, con las que financiaría las guerras posteriores.

Y fue gracias a las monedas que mostró su poder

Se dice que Macedonia, fue de la primera grandes áreas de Grecia en acuñar monedas debido a la intensa actividad minera propiciada por Filipo y también por su cercanía con Persia, zona donde se empezó a manejar las monedas de metales preciosos con un peso estandarizado.

La importancia de tener una moneda propia era señal inequívoca del poder un monarca, pues al subir al poder inmediatamente sacaban su moneda con acuñaciones que anunciaran la sucesión en el trono. Aparte de anunciar el prestigio del nuevo líder también se propiciaba la lealtad de los súbditos.

Al principio las monedas tenían el rostro de los dioses o los emblemas de las ciudades, todo para invocar el poder de protección de las deidades, también hay que agregar que las monedas de aquellos tiempos son de vital importancia como fuente histórica de los retratos e imágenes de antiguos líderes.

También hay que resaltar que gracias a la acuñación de las monedas se puede determinar su lugar de procedencia, debido a que el peso del metal varía y por lo general no son usadas fuera de su territorio. De igual forma, es más sencillo determinar la fecha en que fueron hechas y observar el desarrollo de los retratos, también por las múltiples variaciones, podemos observar distintos detalles de un retrato monarca.

Una Grecia unificada bajo el poder del Filipo II

Fueron tales las hazañas realizadas por Filipo que se propuso en Atenas crear una monarquía gobernada por Filipo, con la idea de principal de poder hacer frente a las invasiones de Persia, para rivalizar con sus opositores, quienes acusaban a Macedonia de ser unos barbaros. En traba a sus detractores (la Liga Helénica) se formó la Liga de Corinto (337) en la que varias ciudades se agruparon bajo el dominio de Filipo.

Como se dijo antes, uno de sus principales objetivos era hacerle frente a Persia y liberar de su dominio ciudades griegas de Asia Menor, pero para lamento de muchos, Filipo murió antes de cumplir esta meta.

El legado de Filipo II fue la base para Alejandro Magno

En el año de 1977 el arqueólogo Manolis Andronikos descubrió la tumba intacta del rey de Macedonia en la cual se hicieron varios descubrimientos: el primero fue una corona compuesta por 313 hojas y 68 bellotas de oro, símbolo inequívoco del dios Zeus

Fue durante la boda de su hija Cleopatra, que un guardaespaldas llamado Pausanias aprovechó que el monarca ingresaba al recinto sin la compañía de sus guardias (Filipo hizo aquello con la intención de demostrar su cercanía con el pueblo) y atacó al rey, apuñalándolo en un costado.

Los motivos del asesinato de Filipo hasta la fecha de hoy, siguen siendo un total misterio: una de las versiones nos dice que cometió tal acto porque había sido ofendido y los más ‘románticos’ dicen que Pausanias asesinó al rey porque ambos habían compartido una relación y Filipo había terminado abruptamente con aquel joven, reemplazándolo por un hombre mucho menor y que se llamaba igual.

Los grandes historiadores todavía no se ponen de acuerdo en quien sería el culpable, las principales sospechas cayeron obviamente sobre su exesposa Olimpia y el hijo de ambos, Alejandro. Otro de los sospechosos sería el rey Persia, su enemigo en los campos de batalla. También se habló de Demóstenes un orador griego, rival de la política de Filipo.

Por último, fue Alejandro quien contando con los grandes medios que le dejó su padre pudo continuar con los sueños de conquista de todo oriente.

Que los triunfos no nublen tu sencillez

Al igual que varios militares o líderes romanos, quienes tenían a algún siervo que les dijera después de algún triunfo: «Recuerda que eres solo un hombre», Filipo también tenía a alguien que le gritaba desde su puerta cada mañana: «Levántate, rey, y piensa que no eres más que un miserable mortal».

Fuentes:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Filipo_II_de_Macedonia#Reinado_de_Filipo_II
  2. https://historia.nationalgeographic.com.es/a/filipo-ii-tumba-rey-macedonia_8497/2
  3. https://www.biografiasyvidas.com/biografia/f/filipo.htm

Imágenes: 1 y 3: viajerodelahistoria.com, 2: elcorreo.com

Historia de Filipo II, padre de Alejandro

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar