Oración pasiva analítica

Uno de los distintos tipos de oraciones pasivas que existen es la Oración pasiva analítica. Sin embargo, previo a abordar una explicación sobre esta estructura lingüística, se revisarán algunas definiciones que de seguro permitirán entenderla dentro de su justo contexto.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, se tomará también la decisión de delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Oración y Oración pasiva, por encontrarse directamente relacionados con el tipo de estructura sintáctica que se estudiará posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Oración

De esta manera, podrá comenzarse por señalar que la Oración es vista, de forma general, como una de las principales clases de estructuras sintácticas que pueden encontrarse en las lenguas naturales. Empero, si se deseara tener una visión mucho más integral sobre esta estructura, deberá revisarse también la definición que da de ella cada una de las principales disciplinas lingüísticas.

En consecuencia, la Semántica –materia que se preocupa por estudiar los significados- señala que la Oración es la mínima estructura sintáctica con independencia semántica, puesto que es capaz de transmitir una idea completa, sin la necesidad de otra estructura o partícula.

Por su lado, la Sintaxis –disciplina que estudia las partículas lingüísticas según su posición y función- señala que la Oración es una estructura que se conforma en base a la unión de un Sujeto y un Predicado, es decir, un ente que realiza o recibe una acción específica, así como la acción en cuestión.

Oración pasiva

En segunda instancia también será necesario lanzar luces sobre el concepto de Oración pasiva, la cual ha sido explicada como uno de los distintos tipos de oraciones que existen, según el tipo de sujeto que tiene.

De forma mucho más específica, la Oración pasiva es vista entonces por la Semántica como aquella oración que cuenta con un Sujeto paciente, es decir, que recibe la acción que realiza un ente agente. Siempre que se quiera saber cuál es el sujeto paciente de este tipo de oración se deberá preguntar a la oración quién recibe la acción.

Por ende, desde la vista de la Sintaxis, la Oración pasiva tendrá básicamente un sujeto paciente, un verbo y un complemento agente, que realiza la acción que recibe o sufre el sujeto pasivo. Un ejemplo de esta oración será la siguiente:

La cama es tendida por Jaime

Oración pasiva analítica

Toda vez se han revisado estas definiciones puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre la Oración pasiva analítica, la cual es entendida entonces como uno de los dos distintos tipos de oraciones pasivas que existen.

Desde una perspectiva mucho más precisa, la Oración pasiva analítica –conocida también como perifrástica- se distingue por tener además de un sujeto pasivo, la siguiente estructura:

S. paciente + verbo ser o estar + el participio del verbo + preposición por + complemento agente

Otra de las características con las que cuenta esta oración es que el complemento agente puede no expresarse en algunas situaciones. Empero, cuando se expresa se encuentra introducido siempre gracias a la preposición “por”. Un ejemplo de esta clase de oración será la siguiente:

La casa es vendida por Carlos

Imagen: pixabay.com

Oración pasiva analítica

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar