Punto de articulación

En el ámbito de la Fonética, se conoce con el nombre de Punto de Articulación al lugar de la cavidad oral en donde una ente articulador fijo y uno móvil hacen contacto, produciendo un sonido articulado particular.


 

Órganos articuladores

No obstante, antes de seguir avanzando sobre los distintos puntos de articulación que pueden existir dentro de la cavidad oral, puede que sea conveniente revisar de forma breve cuáles son aquellos órganos del Aparato fonador involucrados en la articulación del sonido. A continuación, una breve descripción de cada uno de ellos:

Paladar

Descrito como la pared superior de la boca, el paladar puede entenderse dividido en dos grandes áreas: el paladar óseo (conformado a su vez por le prepaladar, el mediopaladar y el postpaladar) y el Velo del paladar, conocido también como paladar blando, y dividido en prevelar y postvelar. Su principal función en la articulación de sonidos, de acuerdo a lo que describe la Fonética, es servir o no de barrera física a la columna de aire sonoro que proviene de la laringe. En ocasiones, impedirá que el aire pase hacia la cavidad oral, haciendo que éste se desvíe hacia la cavidad nasal; en otros momentos, simplemente no ofrecerá ningún obstáculo, haciendo que el sonido fluya hacia la cavidad oral.

Lengua

Por su parte, la Lengua puede ser vista como un órgano muscular móvil, la cual cumple con una importante función en el ámbito de la articulación de sonidos. Las partes más importantes de la Lengua, en cuanto a su articulación, serán el ápice (punta de la Lengua), el dorso y la raíz (parte posterior de la Lengua). Por lo general, durante la articulación de algunos sonidos, alguna parte de la lengua se apoya sobre alguna parte del paladar, haciendo que el aire fluya de manera específica, a través de los espacios dejados por ella.

Dientes

Así mismo, los dientes cumplen un papel importante dentro de los órganos de articulación, sobre todos los dientes incisivos, los cuales son los responsables de apoyarse en algunos de los dos labios, produciendo también una barrera física a la columna e aire, en su salida desde el Aparato fonador. Igualmente, una de las partes más importantes de los dientes en la articulación del sonido son los alveolos, lugar ubicados detrás de los incisivos superiores, en el límite entre los dientes y el paladar.

Labios

En último lugar, los labios también tienen una participación importante en la articulación de sonidos, siendo además entendidos como entes articuladores de gran movilidad. Su misión, es servir igualmente de barrera, según la posición adquirida, a la columna de aire, en su último paso por salir del Aparato Fonador hacia el exterior.

Diferentes puntos de articulación

Recapitulando la descripción que hace la Fonética, se podrá concebir entonces al punto de articulación como el lugar en donde hacen contacto un ente articulador móvil y uno fijo. No obstante, dentro del habla no se puede hablar de un solo punto de articulación, sino de varios, según los distintos lugares de la cavidad oral en donde ambos entes articulatorios hagan contacto. Estos puntos han sido nombrados por la Fonética y la Fonología según los sonidos que se generan de ellos, pudiendo clasificarse en los siguientes:

Labiales

Son aquellos sonidos que se producen de acuerdo a puntos de articulación realizados por los labios. Entre ellos se pueden distinguir al menos cuatro diferentes tipos de sonidos articulados:

  • Bilabiales: ocurre cuando el punto de articulación es protagonizado por la unión de ambos labios, tanto superior como inferior. Por ejemplo: /p/, /b/, /m/.
  • Labiovelar: por su parte este sonido tiene lugar cuando además del punto de articulación producido por ambos labios, el velo del paladar también cumple la función de descender un poco, sirviendo de barrera física a la columna de aire. (No existe en el Español).
  • Labioalveolar: sonido consonántico que se produce cuando ambos labios se unen en un punto de articulación, al tiempo de que el ápice de la lengua se apoya en los alveolos. (No Existe en el Español).
  • Labiodental: sonido consonántico que tiene lugar cuando los incisivos superiores se apoyan en el labio inferior. Por ejemplo: /f/.

Coronales

En cuanto a los sonidos coronales, la Fonética señala que son aquellos sonidos que se producen cuando uno de los entes articulatorios son los dientes incisivos. Dentro de los sonidos producidos por este tipo de puntos de articulación se distinguen también cuatro:

  • Dental: sonido que ocurre cuando el ápice de la lengua –y en algunos casos también el dorso- se apoya contra la parte posterior de los incisivos superiores. Por ejemplo: /t/ y /d/.
  • Interdental: por otro lado, en los sonidos interdentales, el ápice de la lengua se apoyará en el punto en donde se unen los incisivos superiores y los inferiores. Por ejemplo: /z/
  • Retroflejo: este sonido tiene como punto de apoyo los alvéolos, y se produce cuando el ápice de la lengua se levanta hacia ellos. (No existe en el Español).
  • Alveolar: finalmente, en los sonidos alveolares, el punto de articulación sucede cuando la parte anterior de la lengua usa como punto de apoyo los alvéolos. Por ejemplo: /s/, /l/, /r/, /rr/, /n/.

Dorsales

Como su nombre lo indica, este tipo de sonidos se produce cuando alguno de los entes articulatorios está constituido por el dorso de la Lengua. En este caso, se puede hablar de tres tipos de sonidos:

  • Palatal: en este caso el dorso de la Lengua se apoya sobre el paladar óseo. Por ejemplo: /ch/, /ll/, /ñ/, /y/.
  • Velar: cónsono con su nombre, este tipo de sonido ocurre cuando el punto de articulación tiene lugar por la unión del dorso de la lengua con el velo del paladar. Por ejemplo: /k/, /g/, /j/.
  • Uvular: este sonido tiene como punto de articulación la unión de la raíz de la lengua con la úvula o campanilla. Por ejemplo: /x/ cuando uno de sus alófonos es [j].

Radical

Finalmente, los sonidos que pueden incluirse en este punto de articulación ocurren en la parte posterior de la cavidad bucal, teniendo en algunos casos como ente articulatorio la propia faringe. Por lo general, este tipo de sonidos no existen en el Español, teniendo lugar en cambio en las lenguas bastante guturales, como por ejemplo el Checo. Entre ellos, se puede resaltar dos tipos de sonidos:

  • Faríngeo: sonido que ocurre cuando el punto de articulación es protagonizado por la unión de la raíz de la lengua y la pared faríngea.
  • Glotal: sonido que tiene lugar en la glotis, cuando esta se cierra, sirviendo de barrera física a la columna de aire.

Imagen: wikipedia.org

Download WordPress Themes Free
Premium WordPress Themes Download
Download WordPress Themes Free
Download Premium WordPress Themes Free
udemy free download
download redmi firmware
Download Premium WordPress Themes Free
download udemy paid course for free
Punto de articulación

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar