Qué tipo de calzado usar durante el embarazo

Qué tipo de calzado usar durante el embarazo

El embarazo es un período de cambios significativos en la vida de una mujer, tanto a nivel físico como emocional. Si bien es común prestar atención a la salud general durante esta etapa, uno de los aspectos que a menudo se pasa por alto pero que es de vital importancia es la elección del calzado adecuado. El aumento de peso, la alteración del centro de gravedad y los cambios fisiológicos en los pies hacen que la selección del calzado sea esencial para garantizar la comodidad, seguridad y bienestar de la futura madre. En este artículo, profundizaremos en los factores que deben considerarse al elegir el calzado durante el embarazo y exploraremos en detalle los tipos de calzado recomendados para esta etapa tan especial.

Cambios Físicos Durante el Embarazo

Antes de sumergirnos en los tipos de calzado recomendados, es fundamental comprender en profundidad los cambios físicos que experimenta una mujer durante el embarazo y cómo estos afectan sus pies y su capacidad para caminar con comodidad y seguridad.

Historia de la Capa Española Una prenda a la moda medieval La capa es...
La Historia de la Prenda llamada Cárdigan Una fina prenda de origen inglés La ...
El Origen y Evolución del Maquillaje a Través de la Historia El maquillaje ha sido una parte integral de...

1. Alteración del Centro de Gravedad

A medida que el feto crece en el útero, el peso en la parte frontal del cuerpo de la madre aumenta significativamente. Para mantener el equilibrio, el cuerpo responde arqueando la columna hacia adelante, lo que resulta en una afección conocida como hiperlordosis lumbar.

Esta hiperlordosis lumbar genera un esfuerzo adicional en las piernas y los pies, lo que, a su vez, aumenta el riesgo de perder el equilibrio al caminar. Esto es especialmente importante a medida que avanza el embarazo y la curvatura de la columna se vuelve más pronunciada. La futura madre puede notar que su postura cambia, ya que tiende a echar la cabeza y los hombros hacia atrás para contrarrestar esta alteración del centro de gravedad. Por lo tanto, la elección del calzado adecuado se vuelve esencial para mantener la estabilidad y prevenir posibles caídas.

2. Cambios en los Pies

A lo largo del embarazo, los cambios hormonales influyen en los ligamentos del cuerpo, lo que provoca una relajación de los mismos. Además, el aumento de peso ejerce presión sobre los pies, lo que resulta en una serie de cambios en la estructura y función de los mismos.

Estos factores pueden dar lugar a una reducción del arco plantar, lo que significa que los pies pueden volverse más planos y anchos. La hinchazón, especialmente en el tercer trimestre, es común y puede afectar aún más la forma y el tamaño de los pies. Es importante destacar que estos cambios fisiológicos pueden variar de una mujer a otra, pero en general, los pies tienden a ensancharse y a volverse más sensibles durante el embarazo. Estos cambios pueden afectar la elección de calzado, ya que los zapatos que solían ser cómodos pueden dejar de serlo.

¿Qué Considerar al Elegir Calzado Durante el Embarazo?

La elección de calzado adecuado durante el embarazo es crucial para garantizar la comodidad y seguridad de la futura madre. La correcta elección del calzado no solo puede prevenir posibles molestias en los pies, sino que también puede contribuir a evitar dolores de espalda y posibles lesiones. A continuación, se presentan los factores clave que deben considerarse al seleccionar el calzado durante el embarazo:

1. Sujeción y Seguridad

El calzado debe proporcionar una sujeción adecuada al pie y permitir caminar con seguridad. Dado que el centro de gravedad de la futura madre está alterado, es esencial contar con un calzado que ofrezca una base sólida y evite que el pie se desplace o se deslice al caminar. Esto es fundamental para prevenir el dolor de espalda y reducir el riesgo de caídas, que pueden ser especialmente peligrosas durante el embarazo.

2. Protección Contra Agresiones Externas

El calzado también debe ofrecer protección contra agresiones externas. Esto incluye proteger los pies del frío. Durante el embarazo, es fundamental mantener los pies abrigados y secos, ya que los pies húmedos pueden aumentar la sensación de frío y el riesgo de sufrir patologías relacionadas con el frío. Para evitar la humedad y el frío, se recomienda el uso de calzado impermeable que permita que el pie transpire y evite la acumulación de humedad en el interior del zapato. Esto es especialmente importante en climas fríos o durante la temporada de lluvias.

Además, el calzado debe proteger los pies de posibles lesiones causadas por objetos afilados o irregularidades en el terreno. La futura madre debe estar preparada para caminar en diferentes superficies y condiciones, por lo que el calzado debe ofrecer una barrera protectora contra elementos externos.

3. Materiales Adecuados

Asegurarse de que el calzado esté hecho de materiales adecuados es crucial. Los tejidos sintéticos, que tienden a ser más rígidos, pueden provocar rozaduras y molestias en los pies sensibles durante el embarazo. En lugar de ello, se recomienda optar por tejidos naturales y semisintéticos que son más flexibles y se adaptan mejor a la forma del pie. Los materiales transpirables son especialmente importantes para evitar la acumulación de humedad en el interior del zapato, lo que podría llevar a problemas de salud en los pies.

4. Tamaño y Comodidad

El calzado debe ser lo suficientemente ancho para no oprimir el pie. Durante el embarazo, es posible que sea necesario comprar un número de calzado más grande debido a la hinchazón que es común, especialmente en el tercer trimestre. No hay razón para preocuparse si el tamaño del pie aumenta durante el embarazo, ya que es probable que vuelva a su tamaño habitual después del parto. Es fundamental que la futura madre se sienta cómoda al caminar y no experimente restricciones en los pies.

5. Altura del Tacón

La elección de la altura del tacón es un factor crítico. Es importante evitar los tacones altos durante el embarazo, ya que el peso del cuerpo tiende a recaer sobre la parte delantera de los pies. Esto puede generar una sobrecarga excesiva en los músculos de las piernas y aumentar el riesgo de molestias o lesiones. Por otro lado, el calzado completamente plano tampoco es la mejor opción, ya que puede aumentar la sobrecarga muscular en las piernas. La altura ideal del tacón es de tres a cuatro centímetros, ya que proporciona un equilibrio adecuado entre comodidad y soporte.

6. Suela Antideslizante

La seguridad al caminar es una prioridad durante el embarazo, ya que el riesgo de resbalones y caídas puede aumentar debido a la alteración del equilibrio. Por lo tanto, es fundamental que el calzado tenga una suela antideslizante que ofrezca una tracción adecuada en una variedad de superficies. La suela antideslizante garantiza que la futura madre pueda caminar con confianza y reduzca el riesgo de posibles accidentes.

7. Cordones y Cierre

A medida que avanza el embarazo, atarse los cordones de los zapatos puede resultar incómodo y difícil. Por lo tanto, es preferible optar por calzado con cierres de velcro o elásticos que sean fáciles de ajustar sin esfuerzo adicional. Esto no solo proporciona comodidad, sino que también permite un ajuste personalizado según la hinchazón de los pies.

8. Calzado Deportivo

Si la futura madre planea hacer ejercicio durante el embarazo, es fundamental utilizar calzado deportivo adecuado. El calzado deportivo debe ser flexible y contar con un colchón de aire que eleve ligeramente el pie. Esto proporciona una mayor amortiguación y apoyo durante la actividad física. Además, el calzado deportivo debe sujetar bien el tobillo para evitar lesiones y ofrecer una mayor estabilidad.

9. Calzado para la Playa y la Piscina

Si se planea disfrutar de la playa o la piscina durante el embarazo, es importante utilizar el calzado adecuado para estas condiciones. Se recomienda el uso de calzado de goma que sujete bien el pie, como las sandalias de goma. Estas opciones ofrecen una tracción adecuada en superficies resbaladizas y protegen los pies de posibles lesiones. Por el contrario, las chanclas, que suelen ser menos seguras y no sujetan el pie de manera efectiva, no son la mejor elección para actividades acuáticas.

Conclusión

La elección del calzado adecuado durante el embarazo es esencial para garantizar la comodidad y la seguridad de la futura madre. Los cambios físicos en el cuerpo, como la alteración del centro de gravedad y la hinchazón de los pies, hacen que la elección del calzado sea crucial para prevenir el dolor y las lesiones. La elección del calzado adecuado contribuye significativamente al bienestar de la madre y, en última instancia, al desarrollo saludable del bebé. Seguir las recomendaciones mencionadas en este artículo garantizará una experiencia más cómoda y segura para las futuras mamás, lo que les permitirá disfrutar de esta etapa única de la vida con tranquilidad y bienestar. La salud y seguridad de la madre son fundamentales para un embarazo exitoso y para la llegada de un nuevo miembro a la familia.

Bibliografía ►
El pensante.com (octubre 25, 2023). Qué tipo de calzado usar durante el embarazo. Recuperado de https://elpensante.com/que-tipo-de-calzado-usar-durante-el-embarazo/