Recetas a base de calabacín

Quizás lo mejor, previo a abordar una exposición de las recetas más populares de la web, a base de Calabacín, sea revisar de forma breve la naturaleza misma, entre otras propiedades, del fruto de esta planta, reconocido como un producto alimenticio rico en nutrientes.

El calabacín

De esta forma, a pesar de que existen distintas variedades, tamaños y hasta colores, dependiendo la latitud, se conoce con el nombre de Calabacín a una especie de zapallo o calabaza, conocido científicamente como Cucurbita pepo. De esta forma, el calabacín se encuentra emparentado igualmente a los zapallos, ahuyamas, ayotes, pipianes y calabazas en general. Así mismo, algunas fuentes lo refieren también como Zapallito italiano, o en algunos casos también se le conoce como zucchini.

Los científicos han señalado que los calabacines pueden considerarse oriundos de América, continente en donde pudieron originarse tanto en Mesoamérica, como en el territorio de Estados Unidos, regiones desde donde han conquistados paladares y cocinas alrededor del mundo, por su gran versatilidad, fácil producción y adaptabilidad, así como por su exquisito sabor.

No obstante, el calabacín no es solo sabor y practicidad, sino que constituye un alimento de grandes propiedades nutricionales. Por un lado, el calabacín es considerado como un alimento con cero contenido calórico, por lo que su ingesta es ideal para regímenes alimenticios en donde se busque bajar de peso. Así mismo, los especialistas han señalado que el calabacín puede ser considerado igualmente como una fruta con 95% de agua, por lo que puede aportar al cuerpo hidratación, al tiempo que estimula la función renal.

Sin embargo, que el calabacín no cuente con calorías, no significa que no sea un alimento rico en nutrientes. En este orden de ideas, las distintas fuentes han señalado que el calabacín será un producto rico en Fósforo, Potasio, Calcio, así como el Magnesio, mineral esencial para el funcionamiento adecuado del metabolismo. Por igual, el calabacín contiene igualmente importantes cantidades de oligoelementos.

Recetas a base de calabacín

Pese a que con esta fruta se pueden hacer deliciosos platos, el común denominador cree que la única forma de consumirlo es hervida en agua. De ahí, que cuando se habla de calabacín pocos se entusiasman. No obstante, el calabacín es un alimento bastante versátil, el cual puede ser el ingrediente estrella de deliciosos y nutritivos platos, que además de ser un regalo para el paladar, constituye igualmente una de las opciones más sanas que existen. A continuación, algunos ejemplos de ricas recetas que pueden hacerse en base a calabacín:

Calabacín relleno de quinoa

Si la intención, además de deleitar los paladares de los invitados, es impresionar su sentido de la vista, los calabacines rellenos son la mejor opción, puesto que constituye un plato bastante vistoso y llamativo. Para prepararlo será necesario contar con los siguientes ingredientes: seis (6) calabacines pequeños, tipo zapallito / tres (3) ajos / una (1) cebolla / un (1) pimiento rojo / un (1) tomate maduro / cien (100 grs.) gramos de jamón serrano / cien (100 grs.) de tocino / media ( ½ ) taza de quinoa / queso mozzarella rallada / un (1) puñado de perejil / pimienta / sal / albahaca / orégano.

Teniendo a mano todos los ingredientes, se comenzará por tomar cada uno de los calabacines, se cortará una tapa arriba, y con la ayuda de una cuchara se sacará toda su pulpa, la cual se reservará. Así mismo,  se tomará el jamón serrano, se cortará en finas tiras, al igual que el tocino, y se freirán en un sartén, hasta que ambos estén dorados.

Una vez se ha retirado el jamón y el tocino del sartén, se procederá a cortar los ajos en láminas, y sofreírlos en el aceite que han dejado estas carnes. Cuando estos empiecen a dorarse, se agregarán la cebolla y el pimiento, previamente cortado en cuadritos, y se deja sofreír hasta que estos ingredientes cambien de textura. En este momento, se deberá agregar el tomate picado en cuadros, así como la pulpa del calabacín.

En ese momento, se condimentará la preparación, colocando en ella las especies. Se tapará y se dejará que los vegetales suelten su jugo, y se reduzca. Cuando eso haya sucedido, se agregará la quinoa, y se volverá a verter agua –o caldo de vegetales- a fin de prepararla.

Cuando la quinoa esté lista, se tomarán los calabacines que se han vaciado, y bañarán con un chorrito de aceite de oliva, se salpimentarán, y se rellenarán con el sofrito que se ha preparado. Se colocará queso por encima, y se llevarán al horno a unos 180ºC, y por un total de 45 minutos. Este plato puede acompañarse con una ensalada.

Pastel de calabacín

Por el contrario, si se desea de repente una receta mucho más sencilla de preparar, pero igualmente deliciosa, la opción ideal será el Pastel de Calabacín. Al momento de iniciar con su preparación, será necesario tener a mano los siguientes ingredientes: dos (2) calabacines medianos / cuatro (4) cucharadas grandes de avena / tres (3) huevos / un (1) tomate / media ( ½ ) cebolla pequeña / dos (2) cucharadas de queso parmesano / un (1) puñado de perejil / un (1) puñado de cilantro / pimienta negra / sal / una (1) cucharadita de cúrcuma / pimienta.

Cuando se hayan dispuesto todos los ingredientes, se tomarán los calabacines, a fin de lavarlos, pelarlos y cortarlos en cuadritos muy pequeñitos. No obstante, existen personas que prefieren no pelarlos. Una vez cortados se reservan. Por otro lado, se toma un recipiente, en donde se vierten tres huevos, y se baten hasta lograr que luzcan espumosos. En ese momento se agregará el calabacín, así como las hierbas y la cebolla, picadas finamente. De igual forma, se agrega el tomate picado en cuadritos y las especies.

Se mezcla todo hasta obtener una preparación lo más homogénea posible, y se coloca en un molde para hornear, previamente enmantequillado. Se agrega el queso parmesano rallado, y se lleva al horno a una temperatura de 180ºC, por un total de 20 minutos. Este pastel puede acompañarse con una ensalada, o con carne o pollo.

Canelones de calabacín y champiñones

Para quienes creen que por estar a dieta, o ser intolerante al gluten, no se puede disfrutar un delicioso plato de canelones, esta receta es ideal, porque además de devolver la esperanza, ofrece una gran oportunidad de probar un exquisito plato. Una vez que se ha decidido prepararlos, se deberán reunir los siguientes ingredientes: dos (2) calabacines / dos (2) tazas de salsa bechamel / una (1) libra de champiñones / sal / pimienta / queso mozzarella / cebolla / ajo / ajo porro.

Para comenzar con la preparación se lavan muy bien los calabacines, y sin pelarlos, se cortan en finas láminas. Para esto se puede usar la ayuda de una mandolina. Así mismo, se pasarán de forma rápida por una plancha, a fin de que se cocinen y ablanden un poco. Se colocan los calabacines luego en una bandeja, y se bañan con un poquito de aceite de oliva y sal marina. Se reservan.

Por otro lado, se comienzan a preparar los champiñones. Para esto se colocan en un sartén, con un poquito de aceite de oliva, los ajos, la cebolla, y el ajo porro, todo picado en láminas finas. Se dejan sofreír, y se retiran del fuego cuando los champiñones cambien de color. Si se desea a esta preparación se puede agregar un poco de vino blanco, o incluso brandy.

Se toman entonces tres tiras de calabacín, y se sobreponen una sobre otra, para hacer una gran tira, pues esta será la masa de lo canelones. Sobre ellas se colocará la salsa bechamel, y en la mitad, el preparado que se ha hecho con los champiñones. Se enrollan sobre sí mismo, y se colocan en un molde para hornear. La operación se repite varias veces hasta agotar las láminas y el relleno.

Se bañan nuevamente con la salsa bechamel, colocamos el queso rallado por encima, y llevamos la preparación al horno, por un espacio de 15 minutos y una temperatura de 180º. Al estar listos, se sirven calientes, y pueden acompañarse de ensalada, o de carne, pollo o incluso pescado.

Crema de calabacín

Finalmente, nunca está de más traer a capítulo una receta de Crema de calabacín, pues además se deliciosa y fácil de preparar, constituye una opción ideal para una cena, almuerzo o desayuno de muy bajo contenido calórico, pero lleno de vitaminas y minerales.

Para preparar esta crema, será necesario reunir los siguientes elementos: un (1) calabacín grande, o dos (2) pequeños / un (1) diente de ajo / un (1) puñado de cilantro / un (1) puñado de perejil / un (1) puñado de apio / media (½) cebolla / una (1) rama de cebollín / sal / pimienta.

Una vez se tenga todo a disposición, se deberá colocar al fuego una olla con agua. Cuando se note que el líquido comienza a calentarse, se deberá colocar el cilantro, el apio y el perejil. Se esperará entonces a que hierva el agua, y en ese momento se agregará el calabacín, la cebolla, el ajo y el cebollín, picados en cuadritos pequeños. Por igual, se agregará la sal y la pimienta.

Se dejará cocinar hasta que el calabacín se ablande a punto de puré. Al llegar a este momento, se apagará el fuego. Luego de dejarlo reposar un poco, se lleva a la licuadora todo lo sólido, y tan solo un poquito de agua. Cuando se ha obtenido una sopa espesa, se sirve caliente. Agregar algunas semillas de calabaza. 

Imagen: pixabay.com

Premium WordPress Themes Download
Free Download WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Download WordPress Themes
free download udemy course
download xiomi firmware
Free Download WordPress Themes
udemy course download free
Recetas a base de calabacín

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar