Sufijo -fito / -fita

Quizás lo más conveniente, antes de abordar una explicación sobre el sufijo –fito / -fita, sea detenerse un momento en ciertos conceptos, que permitirán entender esta partícula morfológica dentro de su contexto determinado.

Definiciones fundamentales

De esta manera, puede que también sea preciso enfocar esta revisión teórica en dos nociones específicas: la primera de ellas, la propia definición de sufijos, pues esto será vital para entender la naturaleza del sufijo –fito / -fita. Así también será indispensable lanzar luces sobre el concepto de Sufijos según su procedencia, por ser esta la categoría en la que la Morfología del Español ha clasificado este morfema. A continuación, cada una de estas definiciones:

Sufijos

En este sentido, se comenzará por señalar que la Lingüística ha definido los sufijos, de forma general, como los morfemas, de tipo tónico, que se caracterizan por unirse a de forma posterior a determinados lexemas, con el único propósito de generar una nueva palabra. No obstante, esta disciplina también destaca que la razón por la que los sufijos se comportan de esta manera puede venir impulsada por dos distintos procesos morfológicos, explicados a su vez de la siguiente forma:

  • Flexión: en primer lugar, algunos sufijos podrán responder a tareas flexivas, es decir, que se unirán a determinados lexemas, con el fin de originar una de las tantas formas que estas partículas deben asumir, según los diferentes accidentes gramaticales que sufren dentro de su contexto.
  • Derivación: por otro lado, otro grupo de sufijos también podrán desempeñar tareas derivativas, uniéndose entonces a ciertos lexemas, para generar nuevas palabras, que se caracterizarán principalmente por contar con plena independencia semántica y gramatical.

En otro orden de ideas, los sufijos serán entendidos igualmente como uno de los cinco distintos afijos, que pueden encontrarse en las lenguas naturales, por lo que estas partículas morfológicas compartirán grupo junto a los prefijos, sufijos, interfijos y circunfijos, de los cuales no obstante se distinguirán por ser los sufijos los únicos afijos capaces de inferir y modificar la categoría gramatical de la palabra a la cual se ha unido.

Sufijos según su procedencia

Así también, será menester detenerse un instante en el concepto que da la Lingüística sobre los Sufijos según su procedencia, los cuales serán entendidos como aquellos morfemas tónicos, que además de unirse de forma posterior a determinados lexemas, se caracterizan por tener un origen etimológico que puede ubicarse en algunas de las principales lenguas clásicas, como por ejemplo el Latín o el Griego. De igual forma, este tipo de sufijos cuentan con una carga semántica propia, la cual también pasa a formar parte de la palabra que se ha creado, guiando su sentido semántico.

Sufijo –fito / -fita

Teniendo presente estas definiciones, es probable que sea mucho más sencillo entender lo que la Lingüística ha explicado sobre el sufijo –fito / -fita, el cual ha sido descrito como un morfema tónico, propio del Español, cuyo origen está conectado con la voz griega phytón, traducido literalmente como “planta”.

En consecuencia, el sufijo –fito / -fita es definido como un Sufijo según su procedencia. Así mismo, se entenderá que toda vez que en el Español una palabra se forme a través de la unión de este sufijo a algún lexema, se generará una nueva forma cuyo sentido refiera al concepto de planta, o relativo a las plantas. Por ende, su uso casi siempre se circunscribe a registros científicos. Algunos ejemplos de su uso dentro del Español serán los siguientes: Micrófito, Zoofito, Pteridofito, Esporofito.

Imagen: pixabay.com

Download Premium WordPress Themes Free
Premium WordPress Themes Download
Download WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
download udemy paid course for free
download lenevo firmware
Download Premium WordPress Themes Free
download udemy paid course for free
Sufijo -fito / -fita

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar