Tocar las puertas del rey en el Palacio de Versalles

Tocar las puertas del rey en el Palacio de Versalles

Protocolo para entrar al palacio

Como es bien sabido, el Palacio de Versalles fue el epicentro de celebraciones y encuentros de cientos de personajes que pululaban entre sus pasillos. Para lograr llegar a ocupar un lugar en Versalles, era necesario contar con el beneplácito del monarca de turno y es así, como se estipularon una serie de normas que abriría, en algunas ocasiones literalmente, las puertas del palacio y un sitio en el sequito del rey.

Era así que, si necesitabas una audiencia con el mandatario que se encontraba en el trono y no podías esperar a encontrarlo en alguna reunión, podías acercarte a su habitación y tocar la puerta, una situación que no sería sencilla, pues para tocar la puerta se llevaba un protocolo para lograr ser atendido. Habitualmente, si queremos que nos abran tocaremos un par de veces la puerta, pero en el caso de ver al rey francés era distinto, tendrías que rasguñar o rascar con tu dedo meñique izquierdo (por lo general la mano que no era dominante) así el sonido sería más suave y discreto, te anunciarías y esperarías a ser llamado.

Los zapatos más caros del mundo Las mujeres siempre han mostrado su gran atr...
El poderoso secreto de Krishna, el dios que confiere la inmortalidad Las mitologías de las distintas edades de la...
La butaca oscura. Gran hermano zombie   Dead Set Dead Set es una miniserie de 5 e...
Tocar las puertas del rey en el Palacio de Versalles

Actitud de paciencia para ser recibido

La idea de todo el acto era no incomodar al monarca y no dañar la calma del momento, había que ser realmente paciente para que te abrieran la puerta, ya que podían pasar minutos u horas. Sin embargo, la costumbre de rascar la puerta no era muy halagadora para ciertos nobles, quienes optaron por dejarse la uña del dedo meñique larga y las demás cortas. Tal moda se impuso entre las altas esferas, los cuales siguieron un estilo de manicure bastante particular, con tal de no interrumpir el sueño del rey o cualquier otra actividad; ante todo la privacidad y comodidad del líder de turno, Dios quiera que no perdieran su favor por no saber tocar una puerta.

Fuentes:

  1. www.hisour.com/es/the-kings-chamber-palace-of-versailles-38391/
  2. www.nationalgeographic.es/photography/2020/08/los-secretos-mejor-guardados-de-versalles

Imágenes: 1. hisour.com 2. nationalgeographic.es

Bibliografía ►
El pensante.com (junio 28, 2022). Tocar las puertas del rey en el Palacio de Versalles. Recuperado de https://elpensante.com/tocar-las-puertas-del-rey-en-el-palacio-de-versalles/