Antemio, el gran arquitecto bizantino

Ampliar este tema:

El Arquitecto

Su familia era culta, pues su padre era médico al igual que dos de sus hermanos, otro de ellos era abogado y otro era un hombre de letras. Vivir rodeado de lo mejor del mundo de la academia le permitió abarcar un sinfín de conocimientos y abrirse campo en la historia como un arquitecto con grandes dotes, al punto que el mismo emperador Justiniano le pidió la elaboración de una de las basílicas más sorprendentes del mundo, la Iglesia de Santa Sofía.

Antemio de Trales fue un gran arquitecto, profesor de geometría y al parecer un bromista pesado, y hoy en este portal vamos hablar de su historia.

La basílica de Santa Sofía

Elaborada entre los años del 532 al 537, fue una dupla la que se encargó de la construcción (Antemio de Trales e Isidoro de Mileto). Lo más sorprendente de la obra, cuando se analiza, es su imponente cúpula que se sostiene sobre cuatro pechinas y acaba con cuarenta ventanas. En su época fue decorada con mosaicos que representan a la Virgen María, Jesús, los Santos y algunos emperadores.

La obra ha pasado la prueba del tiempo y de las calamidades, no solo naturales sino también de la guerra: en tiempos de la Cuarta Cruzada fue saqueada y algunos de sus tesoros se observan en un museo de Venecia.

Ostentó el título de la iglesia más grande del mundo durante mil años, hasta que se construyó la Catedral de Sevilla y su diseño fue replicado: es por ello que gran parte de las mezquitas en Estambul se le parecen.

Como dato curioso, se puede encontrar una mano en la galería sur, se cree que podría ser de la Virgen María. Actualmente funciona como un museo para poderse mantener.

Fue escritor e incursionó en la ingeniería

Antemio escribió un manuscrito en el que hablaba sobre las lentes que queman con el título Περί παραδόξων μηχανημάτων (Sur des paradoxes de mécanique: Sobre las paradojas de la mecánica), escribió un libro sobre las secciones cónicas, que fue más utilizado para la elaboración de la cúpula de la basílica de Santa Sofía, de igual forma compiló varios tratados sobre las configuraciones en espejo.

También usó sus conocimientos en ingeniera para elaborar y reparar las defensas contra las inundaciones en Dara, una fortificación bizantina en Siria.

El lado bromista de Antemio

Resulta que Antemio tenía un vecino llamado Xenón con el que mantenía discutiendo, debido a que éste había construido un balcón que obstruía la vista del arquitecto, así que decidió vengarse con una broma que solo un experto en construcciones podría elaborar.

Antemio tuvo acceso al sótano de la casa de Xenón, allá por medio de un sistema que se activaba por medio del vapor provocó un terremoto en los cimientos de la casa. El supuesto temblor hizo que Xenón saliera huyendo, pero cuando regresó nuevamente a su hogar se encontró con otra calamidad y fue con una tormenta llena de relámpagos, otra broma hecha por Antemio haciendo uso de un espejo.

Fuentes:

  1. https://www.101viajes.com/estambul/basilica-santa-sofia
  2. https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/3139/Antemio%20de%20Tralles

Imágenes: 1: facebook.com, 2: wikipedia.org

Antemio, el gran arquitecto bizantino

Bibliografía ►

loading...

See more Random post