¿Cómo hacer blusas?

Quizás una de las prendas femeninas más cotizadas en la época actual sean las blusas, las cuales pueden ser de todos los tipos: deportivas, sencillas, casuales, elegantes o sumamente elaboradas, lo que la convierten en una de las prendas de vestir más versátiles femeninas.

Blusa, artículo necesario

Sumado a la gran cantidad de estilos y modelos que pueden tener las blusas, se encuentra también su gran posibilidad de combinación, pues esta prenda calza a la perfección con pantalones, leggins, lycras, faldas e incluso por sobre vestidos, lo que hace entonces que la blusa sea la prensa infaltable en el armario de toda mujer, en donde los expertos siempre han indicado que se deben tener dos o tres pantalones básicos (negro, azul, café o gris) y una variedad de blusas, que con sus distintos diseños construyan una variedad de conjuntos, sin necesidad de gastar mucho dinero en pieza destinadas a la parte inferior del cuerpo. En este sentido, es obligación de cualquier guardarropas hacerse con blusas de calidad y bonito diseño.

¿Cómo hacer una blusa?

No obstante, en ocasiones no todos los presupuestos alcanzan para adquirir un número importante de blusas o renovarlas con regularidad, por lo que una buena opción puede ser adquirir una máquina de coser con la cual la persona pueda coser su propia ropa, introduciendo modelos y diseños divertidos. Sin embargo, no todas las personas tienen nociones de costura, por lo que en ocasiones es necesario que se asesoren con los numerosos tutoriales que pueden conseguirse en internet. Empero, la realización de una blusa, se puede resumir en algunos pasos clave como los siguientes:

Escoger una tela

El primer paso para la costura de una prenda, en este caso de una blusa, es la de escoger una tela apropiada, lo cual permitirá que la persona decida, entre la variedad que ofrece la industria textil, tanto el material como el estampado que llevará la prenda que ha decidido hacer. En este paso, reseñan los expertos en costura, la persona debe estar consciente de sus propias habilidades de costura, y de ser una de las primeras veces, debe tratar de escoger telas de buena calidad en base a algodón o polyester, que sean de fácil manejo. Por igual deberán escoger telas estampadas con diseños y motivos que a pesar de cortar y coser, mantengan una continuidad, aun cuando en las primeras experiencias también se sugieren las telas unicolor.

Moldes

El segundo elemento indispensable para la hechura de una blusa es el contar con los moldes de ésta, los cuales se pueden sacar de la internet, donde existen varios portales que se ofrecen este servicio. Así mismo, la persona puede optar por escoger alguna blusa vieja, cuyo modelo le agrade, descoserla en sus partes: frente, espalda y mangas, y usar estas partes para dibujar sobre papel parafinado o de imprenta, los moldes que usará para coser su nueva blusa. Así mismo procederá a cortarlos, para su uso.

Corte de la tela

Con los moldes a disposición, se deberá proceder –según lo que explican algunos textos de modistería- a lavar, secar y planchar la tela, a fin de que quede manejable para su utilización. Una vez se haya pasado ese proceso, se deberán disponer los distintos moldes sobre la tela, la cual estará a su vez extendida sobre una mesa o superficie plana. Una vez fijados con alfileres, a fin de que no se muevan, se procederá a dibujar sobre la tela, con tiza para tela, la forma que desea hacerse. Luego, estas líneas servirán de guía para saber por dónde cortar.

Coser la tela

Se deben, tal como sucedería con un rompecabezas, disponer las piezas, a fin de armar la blusa, fijando con alfileres cada una de las partes. Hecho esto, la persona deberá precisar cuál es el derecho y cual el revés de la blusa. Identificado este último, la blusa deberá coserse a máquina o mano, por este lado, a fin de que no pueda verse la costura por el derecho. Así mismo se deberán agregar entonces algún tipo de adorno o botones que se hayan escogido.

Planchado de tela

Terminado el proceso de costura, por medio del cual se han fijado  todas las partes de la blusa, se deberá proceder entonces a planchar la tela, a fin de corregir cualquier tipo de arruga que se haya producido durante la manipulación de la pieza. Finalmente, se deberá entonces colocar en un gancho de ropa, dejándola lista para su uso. Así mismo, las fuentes que sugieren este método, advierten también sobre la necesidad de conservar los moldes de papel utilizados, a fin de que en el futuro puedan ser empleados en la realización de otra pieza.

Estas fuentes recomiendan de igual forma, comenzar escogiendo modelos bastante sencillos, que no constituyan un reto demasiado alto, que pueda conllevar a la pérdida de material. Por el contrario, según los expertos, se deberá comenzar por modelos y piezas bastante simples, en cuya realización, la persona vaya adquiriendo experiencia y conocimientos, que aumenten su nivel de práctica en la realización de su propia ropa.

Imagen: pixabay.com

¿Cómo hacer blusas?
Source: Hogar, belleza y afines  
diciembre 21, 2016
loading...

Ver más Artículo al azar