Cómo preparar desinfectantes naturales

Ampliar este tema:

Por lo general, se cree que los virus, infecciones, parásitos, hongos u otros microorganismos pasan solamente de un humano contagiado a otro, y aunque esto es así no es la única manera, puesto que estos agentes patógenos pueden sobrevivir en algunas superficies por horas, incluso por días, esperando la llegada de un nuevo huésped, en el cual poder seguir su vida.

Limpiar las superficies

En consecuencia, no se trata tan solo de lavarse las manos y el cuerpo, sino que para mantener un ambiente desinfectado también se necesita mantener las superficies totalmente limpias, para así poder eliminar los agentes patógenos que pueden encontrarse en ellas.

De esta manera, siempre que se quiera cuidar la higiene de un lugar, se debe entonces limpiar periódicamente las distintas superficies, sobre todo suelos y mesas, para que los elementos que pueden causar enfermedades sean removidos, y quien los toque o entren en contacto con ellos no se enfermen.

Desinfectantes naturales

Sin embargo, fuentes especializadas también alertan sobre el peligro que implica usar un exceso de químicos en ambientes cerrados, puesto que estos dejan residuos en el aire, que a la larga afectan también la salud humana.

En consecuencia, la mejor opción para desinfectar los distintos ambientes serán los desinfectantes hechos a base de productos naturales. A continuación, algunos de ellos:

Vinagre y agua

Uno de los desinfectantes naturales más sencillos y accesibles que existen para el uso doméstico es aquel hecho en base a vinagre y agua. De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, esta mezcla resulta ideal para desinfectar pisos y superficies, sobre todo de baños y cocinas.

Para prepararlo bastará mezclar en partes iguales agua y vinagre. Luego, después de que la superficie se haya limpiado con jabón y agua, por último se pasa el vinagre con agua. Esta mezcla es ideal para matar bacterias y hongos.

Vinagre y agua oxigenada

Otra de las mezclas domésticas que pueden hacerse para mantener los distintos microorganismos patógenos controlados, sobre todo las bacterias es aquella que se realiza en base a cien mililitros de vinagre y 25 mililitros de agua oxigenada.

Por lo general, quienes aconsejan este desinfectante natural hablan de la necesidad de usar un atomizador en spray para rociar esta mezcla en las superficies, y agitarla bien antes de esparcirla, a fin de que se activen los componentes de la preparación.

Vinagre y bicarbonato

Igualmente, la mezcla de bicarbonato y vinagre resulta bastante eficiente para atacar virus y bacterias, puesto que las propiedades jabonosas del bicarbonato destruyen la capa protectora de algunos virus, así mismo, el vinagre tiene propiedades antisépticas.

En este orden de ideas, esta preparación resulta ideal para usarla como lavaplatos, así como para los juguetes y utensilios que usan los niños y bebés, a fin de desinfectarlos.

Agua con limón

Otro de los elementos con grandes propiedades desinfectantes es el limón, el cual se puede emplear para matar bacterias y demás gérmenes. Este elemento puede ser usado solo, mezclado con agua o en aceite, resulta ideal para limpiar por ejemplo la tabla de picar alimentos. También es un elemento de gran utilidad para remover la grasa y eliminar fuertes olores.

Romero con vodka

Finalmente, los especialistas en medicina naturista y economía doméstica señalan que macerar romero en vodka constituye una gran desinfectante, ideal por ejemplo para limpiar mesas de vidrio. Así mismo, esta mezcla permite limpiar de forma eficiente los espejos y ventanas.

Imagen: pixabay.com

Cómo preparar desinfectantes naturales

Bibliografía ►

loading...

See more Random post