La princesa Deyanira, esposa de Heracles

Orígenes

Era hija de Altea, pero su padre varía dependiendo de la historia: a veces hablamos del rey de Calidón, Eneo o en ocasiones el mismo dios Dionisio. La historia de la princesa es muy triste, pues perdió a su hermano Meleagro, hecho por el que todas sus hermanas -excepto ella- fueron convertidas en pájaros.


Deyanira sabía manejar el carro de combate y guerrear, lo que la hacía bastante atractiva ante los ojos de varios pretendientes que no perdieron la oportunidad de cortejarla.

Su hermano le mandó el amor desde el más allá

Durante una de sus 12 tareas, el héroe griego Heracles, bajó al Inframundo donde conoció a Meleagro, quien le contó su historia. Él le pidió también que por favor contrajera nupcias con su hermana para aliviar la pena de ésta. Y cuando el héroe subió a cumplir su promesa, se dio cuenta que el dios río, Aqueloo estaba cortejando a Deyanira, pero cuando ésta se dio cuenta que Heracles quería casarse con ella aceptó inmediatamente.

Heracles luchó por la mano de la chica y de su unión nacieron tres hijos: Hilo, Ctesipo y Macaria, mas la felicidad les duró poco, porque el guerrero mató accidentalmente a un paje y fueron exiliados de Calidón y decidieron marchar a Traquis. Durante su recorrido se encontraron con el Río Eveno y allí se encontraron con el centauro llamado Neso, quien se ofreció ayudar a pasar el río a Deyanira, mientras que el héroe podía pasar a nado.

No obstante, el centauro les jugo sucio y se llevó a la chica para violarla. Heracles acabó con la criatura lanzándole una flecha con el veneno de la hidra de Lerna, pero abatido el centauro aprovechó sus últimos alientos para convencer a la chica de mezclar parte de su semen con su sangre y así crearía una poción de amor que haría suyo a Heracles por siempre.

La princesa se dejó engañar por las palabras de Neso y guardó la sangre (que estaba contaminada por el veneno de la hidra) creyendo que lo podría usar si se presentaba la ocasión. Continuando con su recorrido, la familia de Deyanira tuvo que luchar contra los Dríopes, cuando éstos se negaron a darle alimento para sus hijos.

El engaño de Heracles condenó a ambos

Deyanira se enteró por el mensajero Licas que su esposo se había enamorado de la princesa Íole y estaba dispuesto a casarse con ella, aunque otras versiones dicen que la chica sintió envidia de la princesa sin razón previa. En cualquier caso, acordándose de la poción de Neso, frotó un poco de la sangre en el manto que usaba Heracles cuando hacía sacrificios a los dioses.

Es así que cuando el héroe se acercó a la pira el calor del fuego activó el veneno de la hidra y ésta tela se le empezó a pegar en la piel haciéndolo agonizar. Al ver lo que había hecho, la princesa tomó su vida apuñalándose o ahorcándose (según la versión). Por otro lado, Deyanira es representada en el arte junto a su esposo, en el momento del rapto por parte de Neso.

Fuentes:

  1. https://www.youtube.com/watch?v=7m-EJVJIUv8

Imágenes: 1: banrepcultural.org, 2: wikipedia.org

Download WordPress Themes Free
Download WordPress Themes
Download WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
udemy course download free
download lava firmware
Download Nulled WordPress Themes
free online course
La princesa Deyanira, esposa de Heracles

Bibliografía ►



Ver más Artículo al azar