Remedios naturales para el lumbago

Ampliar este tema:

Quizás lo mejor, antes de avanzar en una explicación sobre los diversos métodos o tratamientos caseros, recomendados por la Medicina alternativa, en caso de lumbago, sea revisar brevemente en qué consiste este padecimiento, a fin de poder entender cada uno de estos métodos en su contexto indicado.

Lumbago: definición y causas

De esta manera, se puede comenzar por decir que el Lumbago –conocido también como lumbalgia- consiste en un fuerte dolor, localizado en la zona lumbar, como producto de la distención de algún músculo, o del esguince sufrido por algún ligamento. Por lo general, según señalan las distintas fuentes traumatológicas, el Lumbago es una afección común, espontánea y aislada, que casi siempre sucede después de un gran esfuerzo físico, malas posturas o incuso períodos de estrés prolongado.

En consecuencia, aun cuando es una de las causas de consulta más comunes en los departamentos de Traumatología, en realidad casi nunca el lumbago representa una condición que ponga en riesgo la vida, o signifique que esta se encuentra en peligro. No obstante, cuando el lumbago se vuelve recurrente, o es motivado por situaciones que no deberían ocasionarlo, entonces sí puede ser un síntoma de un padecimiento mayor, como por ejemplo una hernia discal o algún tipo de lesión o infección en la columna.

Empero, este tipo de situaciones mayores suelen ser esporádicas, por lo que el Lumbago se considera en realidad un malestar muscular, el cual con un poco de reposo y la toma de algunos analgésicos y antiinflamatorios sede, para que la zona afectada recupere su normalidad.

Remedios naturales en caso de lumbago

Sin embargo, no siempre la solución al lumbago se encuentra en la farmacia, puesto que según como señalan las diversas fuentes naturistas existen numerosos tratamientos, que pueden constituir una verdadera alternativa o complemento para el proceso de sanación tras sufrir dolor en la zona lumbar. Algunos de ellos son los siguientes:

Agua tibia con sal

Como siempre que ocurre una situación de dolor e inflamación muscular, la medicina alternativa señala la mezcla de agua tibia con sal como una solución que puede ayudar a que los tejidos blandos se relajen y se desinflamen. De esta manera, en caso de presentarse un episodio de lumbago, puede ser una buena opción aplicar en la zona afectada algunas compresas de agua tibia con sal, dejándolas actuar por lo menos unos veinte minutos.

Alternar frío y calor

Así también, las diferentes páginas especialistas en remedios caseros aseguran que otra buena opción será el aplicar un tratamiento que alterne el frío y el calor. En este sentido, la mayoría suele recomendar, una vez presentado el cuadro de lumbalgia, aplicar al menos dos días de frío, en la zona afectada, acción que puede extenderse por al menos veinte minutos. Transcurridos dos días, se deberá descartar el frío, el cual habrá servido para atacar la inflamación, y comenzar a aplicar calor local, a fin de que se incentive la circulación y la relajación en la zona afectada.

Té de lechuga para la calma

Por otro lado, durante un episodio de lumbalgia puede que también sea necesario tomar alguna medicina con propiedades calmantes, que vengan a ayudar a los músculos a relajarse, lo cual ayudará a que el dolor pase. En este orden de ideas, el té o infusión de lechuga surge como una opción ideal, puesto que esta planta cuenta con grandes propiedades relajantes. Para tomarla, será necesario hervir unas  dos o tres hojas de lechuga en agua por al menos unos tres minutos. Se tomará después de dejarla reposar un rato. Algunos especialistas señalan que la mejor hora para ingerir esta infusión será en el desayuno.

Compresas de perejil y sal

Otra de las plantas con grandes propiedades calmantes y antiinflamatorias es el perejil, el cual puede actuar incluso directamente sobre la piel. De acuerdo a quienes recomiendan este tratamiento, quizás lo mejor en caso de un episodio de lumbago sea colocar en un recipiente un poco de agua tibia, unas tres cucharadas de sal marina, y tener a manos un ramillete o manojo de perejil.

Una vez reunidos todos los ingredientes, se usará el manojo de perejil directamente como compresa, para aplicar en la piel el agua con sal. Este tratamiento se aplicará por unos veinte minutos. Finalmente, los especialistas dicen que será positivo terminar este método, aplicando a la piel alguna sustancia caliente, como por ejemplo mentol o alcohol, lo cual ayudará a los músculos también a relajarse.

Recomendaciones generales

No obstante, casi todos los especialistas recomiendan que la mejor forma de superar un episodio de lumbago es el reposo absoluto, lo cual permitirá que el cuerpo se concentre en sanar. De esta forma, la indicación más común son unos dos o tres días de cama, y por su puesto nada de movimientos bruscos o levantamiento de peso.

Así también, más allá de que el lumbago no es una situación alarmante o que comprometa la salud, es el médico de confianza el que deberá hacer un diagnóstico y mandar el tratamiento que considere adecuado. Igualmente, cualquier decisión que se tome en referencia a la aplicación de algunos u otros métodos caseros, deberá ser consultado con este profesional de manera previa.

Imagen: pixabay.com

Remedios naturales para el lumbago

Bibliografía ►

loading...

See more Random post