Zeuxis, el pintor que murió de la risa

Ampliar este tema:

Un artista bastante vanidoso

Zeuxis nació en la ciudad de Heraclea, y se presume que fue alumno de Apolodoro. Su tiempo más brillante fue en la 95° Olimpiada, es decir, en el año 397 a. C.: uno de sus mayores críticos fue Aristóteles, quien decía que sus obras carecían del ethos (el carácter de los personajes) y anteponía el pathos (la expresión dramática).

Gran parte de su vida la pasó en Atenas, sus obras se volvieron bastante cotizadas y siempre se le invitaba a comidas y fiestas con la esperanza de que Zeuxis cumpliera algún encargo. Pero la fama se le subió a la cabeza, se decía que andaba por toda la ciudad con una capa bordada con su nombre con letras en oro y que solía regalar sus pinturas, porque no había dinero suficiente para pagarlas.

Su estilo artístico

A pesar que, actualmente no quedan obras del artista, según los escritos de los historiadores de la época Zeuxis tendría un estilo para dibujar extremadamente realista. Hay varias anécdotas que afirman su talento como pintor: una de ellas nos narra que un día pintó en tablas (en aquellos tiempos todavía no se pintaba en lienzo) unas uvas tan reales que los mismos pájaros volaban directamente a picotear la obra.

Otra historia, cuenta como Zeuxis creó un método para retratar de una forma más bella alguna obra: el artista les pidió a las cinco doncellas más hermosas de su tiempo que posaran para él. Así fue, como pintó a Helena de Troya, usando lo más bello de cada una de sus modelos.

Gracias a su excelente manejo de las luces, pudo crear dibujos con perspectivas, sombras, profundidad y volumen.

Una muerte por ¿risa?

La fama del hombre ya era grande por toda Grecia, todas las personas prestantes querían poseer una obra del pintor y cualquier amante del arte se sentiría muy afortunado de tener algo de Zeuxis. Y fue así, pues una adinerada mujer (algo mayor) le hizo una solicitud a nuestro protagonista: le pidió recrear a la diosa Afrodita, la deidad de la belleza y amor.

Zeuxis estaba feliz, la diosa era la preferencia de muchos artistas a la hora dibujar, pero antes de empezar su trabajo la mujer le dijo que debía ser ella la modelo. La idea de utilizar a una fémina que ya no contaba con la gracia de la juventud hizo que Zeuxis le diera un ataque de risa tan fuerte que terminó ahogándose y falleciendo.

Fuentes:

  1. https://www.biografiasyvidas.com/biografia/z/zeuxis.htmhttps://es.wikipedia.org/wiki/Zeuxis

Imagen: biografiasyvidas.com

Zeuxis, el pintor que murió de la risa

Bibliografía ►

loading...

See more Random post